Fotomontaje de la serie Impasibles en A town that makes you happy, un proyecto de arte en el espacio público de Bitamine Faktoria.

Fotomontaje de la serie Impasibles para el proyecto A town that makes you happy #2 de Bitamine Faktoria.

Uno de los fotomontajes para Sin Refugio de la serie Impasibles ha sido seleccionado por Bitamine Faktoria para el proyecto A town that makes you happy #2. La ubicación de esta imagen es muy especial para colectivo REDIL. Ocupa un paño completo del antiguo estudio de Jorge Oteiza y Néstor Basterrechea en Irún.

Porrazos.

Porrazos es un papel pintado decorativo que incluye una imagen icónica de la transición española, un gris arreando porrazos.

La serie Transición introduce imágenes icónicas de la transición española en el universo de la decoración o el ornamento (o al contrario, el ornamento en el universo de la política). Esta serie explora la vigencia y la capacidad de provocación de tales imágenes y el contraste de dos campos semánticos con escasas posibilidades de intersección, el ornamento y la historia política.

Escribe Iñaki Larrimbe a este respecto: “Nuestro propósito es incorporar al medio de la decoración industrial un ingrediente crítico, reflexivo”.

La primera obra de esta serie, titulada “Porrazos”, consiste en un papel pintado que utiliza como motivo ornamental la silueta duplicada de un policía porra en mano (el policía es, en concreto, un gris, la denominación popular para las fuerzas de orden público en aquella época). Esta pieza ha sido realizada en colaboración con Ibon Sáenz de Olazagoitia, autor del diseño.

 

Dessert / Desierto.

Tienda de campaña Dessert intervenida.

Esta instalación toma su nombre de la denominación comercial de la tienda de campaña que interviene en la pieza: Desierto, Dessert. La clase de alojamiento precario que puede encontrarse en los campamentos de refugiados localizados en regiones áridas de todo el mundo. Pero esta tienda de campaña ha sido transformada e intervenida (rectificada, podríamos decir) por los artistas de REDIL. En primer lugar se ha montado contra una esquina de la sala de exposiciones, como flotando o más bien aterrizando, posándose levemente en el suelo. El objetivo de esta disposición insólita es desfamiliarizar el objeto, provocar la extrañeza del público asistente.

La tienda de campaña se utiliza además como soporte de algunos rótulos, slogans procedentes de campañas internacionales de turismo que venden como destino España, el País Vasco y Valencia: “Spain is different”, “Spain is accesible”, “Ven y cuéntalo”, “Mediterráneo en vivo”. Mensajes de hospitalidad o de seducción que contrastan cruelmente con la situación de exclusión de los millones de extranjeros que se agolpan en las fronteras eruropeas en busca de asilo.

Ucronía alterna.

Ucronia_alterna2
“Ucronía Alterna”. Colectivo REDIL, 2019.

“Ucronía alterna” es una pieza de colectivo REDIL consistente en dos billetes de lotería nacional del año 1939, ambos billetes con el mismo número y fecha de sorteo: un billete real de lotería franquista y otro ficticio (o ucrónico), falso pero verosímil, perteneciente a la lotería nacional de una hipotética república española victoriosa en la guerra. Esta otra mitad del objeto se trata en realidad de una ensoñación, un ejercicio de imaginación política realizado a instancia de una referencia directa al azar, la lotería.

La pieza es algo más amplia que el simple objeto que aquí se describe consistente en una imagen de dos caras (los anversos opuestos de los dos billetes), ya que incluye veinte números de auténtica lotería nacional REDIL de aspecto similar a la expuesta, que sirven para participar en el sorteo de la pieza descrita (a celebrar en la misma sala de exposiciones). Puesto que el hecho mismo del sorteo también forma parte, obviamente, de la obra.

Escribe Iñaki Larrimbe en referencia a esta obra: “Ucronía alterna”, pieza de colectivo REDIL del que formo parte junto a Rubén Díaz de Corcuera. Las obras que realizamos son siempre el resultado de un diálogo que establecemos desde la práctica del arte. En este caso, yo comencé la “conversación” ofreciéndole un billete de lotería español de 1939, año de la victoria franquista. Rubén me respondió realizando otro billete de lotería: uno ficticio emitido por un utópico, victorioso e inexistente gobierno republicano español. Un objeto ucrónico, por lo tanto, perteneciente a una línea temporal distinta a la nuestra. El diálogo no acabó ahí y emitimos una lotería nacional Redil con veinte “bidimensionales” – o “bitemporales”- billetes mestizos a través de los cuales se rifa la propia obra. Hablamos, por lo tanto, de un díptico. Que se fragmenta según estos billetes se van vendiendo. Pues los billetes en venta son parte de la obra. Así como la propia acción de la venta en sí.”

(“Ucronía alterna” se expuso en 2019 en ZAS kultur formando parte del gabinete ZAS#05 Zoria/Azar).

 

Concertinas (díptico).

Fuente de letra “Concertina”.  Una obra de arte consistente en una fuente de letra “ornamental” inspirada en los alambres de cuchillas (alambres de concertinas) que se utilizan en las más duras fronteras españolas (Ceuta y Melilla) y del mundo. El propósito de este siniestro alambre de concertinas* es causar cortes sangrantes a aquellas personas que intentan cruzar las fronteras “ilegalmente”. Para desplegar la fuente de letra se utiliza una definición de L. Donskins: “Un adiaphoron es una retirada temporal de la propia zona de sensibilidad; la capacidad de no reaccionar o de reaccionar como si algo le ocurriera no a personas, sino a objetos físicos, a cosas, o a no humanos. Las cosas que pasan son insignificantes; no nos pasan a nosotros o no pasan con nosotros.”

Fuente de letra concertina.
Fuente de letra “Concertina”.

Joya “Concertina”. La obra consiste en una joya, una gargantilla o collar, que reproduce en materiales semi nobles (cobre bañado en plata de ley) un alambre de espino haciendo la función de cadeneta, de la que pende una cuchilla de concertina. Debe advertirse a toda persona interesada en la adquisición de esta pieza de joyería, que puede causar heridas punzantes y cortes de cierta profundidad en cuello y pecho.

concertinas-2jpg
Joya “Concertina”.

Producción: ZAS Kultur Espazioa (Correría 84, 01001 Vitoria-Gasteiz).
Una idea de colectivo REDIL (Arte político) para el escaparate de ZAS kultur.

* El mayor (y único) fabricante europeo de concertinas (‘seguridad pasiva’ las llaman eufemísticamente) es European Security Fencing. Una empresa española que las fabrica en el pueblecito de Cártama (Málaga). Su gerente, Antonio Mora, presidente también del grupo empresarial Mora Salazar, dice que los 10 Km. de alambre de concertinas que fabrican cada día “sólo persiguen un efecto disuasorio y visual de que hay unos filamentos que si accedes te puedes hacer daño” (ABC 29/11/2013). http://concertina.es/

 

Obras expuestas en diciembre de 2016 en el escaparate de ZAS kultur.

Invitación frustrada.

Invitación frustrada.

El lunch, el convite de inauguración de la exposición “Sin refugio” fue en realidad una obra de arte formando parte de la exposición.

En esta pieza se utilizaban los alimentos (fiambre, pintxos, canapés, etc.) y las bebidas (vino, agua, refrescos) como parte de una obra de arte de carácter efímero. Aunque la mesa se ofrecía como el buffet libre de inauguración de la exposición, resultaba en realidad inaccesible al público porque se presentaba rodeada de una tupida malla de alambre de espino. De esa manera se colocaba al público en el trance de experimentar un deseo primario (el de acceder a los alimentos y las golosinas) violentamente frustrado por la existencia de una frontera.

Espacio seguro.

Espacio seguro.

“Espacio seguro” es una pieza de la exposición “Sin Refugio”, consistente en la antesala de la exposición misma. La estancia está equipada con sofás, cuadernos para colorear, cojines, peluches y una pantalla de plasma en la que se reproducen vídeos de imágenes relajantes. “Espacio seguro” habla de nuestro espacio de confort. Un lugar infantil, en el que creemos estar protegidos de potenciales peligros externos e internos. “Espacio seguro” es… Occidente.

“…el efecto principal de la obsesión por la seguridad es el rápido crecimiento del estado anímico de la inseguridad, con su cortejo de miedo, ansiedad, hostilidad, agresión y un debilitamiento o silenciamiento de los impulsos morales”.
Zygmunt Bauman. “Ceguera moral”.

Ideología para llevar.

Ideología para llevar.

Esta pieza titulada “Ideología para llevar” consiste en una especie de tenderete de camisetas y bolsas. Por medio de la hoja de sala se informa a los visitantes que pueden llevarse libremente alguno de los artículos expuestos a modo de obsequio. La opción de llevárselo o no, con el compromiso implícito de llevarlo puesto después, forma parte, por supuesto, de la obra. La obra se consuma precisamente al deshacerla, dándole continuidad en otro tiempo y en otro espacio.

La pieza, por tanto, se realiza en la interacción del público con esa especie de regalo envenenado. Ya que camisetas y bolsas han sido serigrafiadas con mensajes o consignas ligeramente desconcertantes, ambiguas o francamente contradictorias, relacionadas con el tema de la exposición. Resultando, por tanto, unas prendas algo “comprometidas” o incómodas de llevar. El portador en público de una de estas camisetas o bolsas se arriesga a atraer una mirada de incomprensión y provocar, en su caso, alguna reacción hostil.

(Diseño tipográfico e impresión serigráfica de Ibon Saenz de Olazagoitia).

El capitalismo salvaje os da la bienvenida.
El capitalismo salvaje os da la bienvenida.
Este país no es refugio.
Este país no es refugio.
Cuidado, yo no soy refugiado.
Cuidado, yo no soy refugiado.

Refugio X.

Refugio X.

Antes de acceder a la zona de proyección se nos advierte de que los contenidos del vídeo que se proyecta no son aptos para menores y pueden herir la sensibilidad de algunos adultos. El sonido del vídeo, que es audible en toda la sala, incluye ruidos de explosiones, gemidos (o lamentos) de personas y el rumor de fondo del mar.

El vídeo consta en realidad de un mosaico de escenas pornográficas sobre el que se acaban sobreimprimiendo algunos textos. Se expone a la audiencia por este medio a la contemplación por un momento simultánea y después sucesiva de dos tipos diferentes de obscenidad: por una parte, gente fornicando, y por otra el relato de las violaciones de los derechos humanos de millones de personas en el mundo. El espectador tiene que optar entre escandalizarse por un tipo de contenido u otro.

En un extremo la pornografía, el mundo de Eros, construcciones culturales basadas en el sexo, representaciones de la actividad reproductiva, actores y actrices practicando mecánicamente un sexo destinado al consumo onanista. En el otro extremo, el mundo de Tánatos, la muerte y su amenaza, la violencia real ejercida contra los seres humanos, aquí y en cualquier lugar, ahora y siempre.

“¿Qué ocurre con el amor y el erotismo? Su lugar es usurpado por la masturbación, ese sexo con la única persona que realmente amo (una frase atribuida a Woody Allen, pero que probablemente pertenezca a Jacques Lacan). Ya no es un encuentro con otro cuerpo y otra alma, sino la continuación de la autosuficiencia del hombre tecnológico que se limita a excitarse y estimularse a sí mismo en el espacio virtual a través de la tecnología.”
Leonidas Donskis. Ceguera Moral.

Refúgiate de ti mismo, si puedes.

Refúgiate de ti mismo.

No aparece referencia a ella en la hoja de sala. No tiene título. Y puede pasar completamente desapercibida al espectador, al ocupar un lugar discreto de la sala. Se trata de un tienda de campaña de una sola plaza. Un refugio mínimo, rotulado con la frase “Refúgiate de ti mismo”.

“Y ¿si el proyecto de convertir el mundo en un lugar más hospitalario para la humanidad se abandonara plena e irrevocablemente y nos esforzáramos por asegurar enclaves cómodos para una existencia libre de preocupaciones (por ejemplo, hogares pensados para un único inquilino, como por definición tienen que ser las moradas genuinamente libres de problemas) en medio de un mundo feroz y despiadado, extraño y alienado?”
Z. Bauman. Ceguera moral.

Cultura de bienvenida.

Refugees Welcome.

En esta pieza colectivo REDIL explora irónicamente la contradicción entre el lugar común de la hospitalidad de las naciones y el rechazo real de parte de la población y los gobiernos a los refugiados. La acción se basa en las pancartas o los mensajes de bienvenida portados por la ciudadanía en las estaciones de tren o de autobús centroeuropeas a la llegada de los primeros contingentes masivos de personas solicitantes de asilo. Gestos inmediatamente después desmentidos por los cierres de las fronteras, la no asunción de los compromisos internacionales y las maniobras de distracción de los respectivos gobiernos.

La pancarta expuesta en “Babesik gabe / Sin refugio” (Centro Cultural Montehermoso, 2017) ha sido utilizada, según queda documentado fotográficamente, para recibir a nadie en la estación de ferrocarril de Vitoria-Gasteiz en diciembre de  2016.

Refugees Welcome.
Refugees Welcome.

Bulatorio.

Bulatorio.

“Y ¿si ya no necesitáramos ensuciarnos más las manos porque nos hubiéramos limpiado el grasiento hollín de la responsabilidad respecto a todo salvo nosotros mismos?”
Z. Bauman. Ceguera moral.

Frente al denominado “bulatorio” de la exposición #BabesikGabe#SinRefugio” te entrará la duda. Comprar o no comprar una pequeña obra de arte, una serigrafía numerada y firmada, a un precio irrisorio. Pensando quizá que lo que hoy vale cinco quizá mañana valga cien. Y también, de paso, colaborar a una buena causa, ya que el dinero de las ventas, como advierte una de las bulas, se destinará a una ONG de ayuda a personas refugiadas. Por otro lado, se te exime a través de tales documentos de toda culpa, de toda responsabilidad moral y política en los grandes males de nuestro mundo. Naturalmente nadie dispone hoy en día de semejante potestad espiritual. La culpa la haces tuya o no. Parcial o completamente tuya. Parcial o completamente ajena. Ninguna donación, ninguna compra pueden eximirte realmente del sentimiento de responsabilidad si es que lo tienes.

Las contradicciones existentes entre todos estos niveles de persuasión de la pieza desde los que se interpela al público, constituyen el armazón conceptual de la obra.

Datos técnicos de la pieza: máquina expendedora comercial, tirada de 5 impresiones serigráficas por bula, impresión a una tinta, firmadas en relieve dorado por Ios artistas.

Diez posibilidades de adquirir una bula o indulgencia y lavar tu conciencia (al módico precio de 5 euros). El importe de dicha venta irá a parar íntegramente a la cuenta de una ONG de ayuda a refugiados.

Bula.
Bula.
Bula.
Bula.
Bula.
Bula.
Bula.
Bula.